IMG_0800Queridos hermanos de las parroquias de La Asunción de Martos y de Ntra. Sra. del Carmen de Monte Lope Álvarez:

Al comienzo de la Santa Cuaresma me dirijo a vosotros para invitaros a vivir en plenitud, y con sentido cristiano, estos días santos de preparación para la gran Fiesta de la Pascua de la Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.

Este es un tiempo de oración, de caridad, de encuentro con Dios y con los hermanos, -lo sabemos bien-. En las prácticas cuaresmales de oración, ayuno, abstinencia, penitencia, limosna y caridad tenemos un camino seguro para ello si lo hacemos con auténtico sentido cristiano, más aún en los momentos difíciles que atravesamos. El buen papa Benedicto XVI y nuestro obispo nos lo recuerdan en sus respectivos mensajes, que llevan por título “Creer en la caridad suscita caridad” recordando las palabras del apóstol: “Hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él” (1 Jn 4,16)

Pero este año 2013 tenemos además otros dos motivos para nuestra vivencia de la Cuaresma:

Esta será la Cuaresma del Año de la Fe y por tanto debe ser una nueva oportunidad para acercarnos al conocimiento del Señor, de su Palabra y de su Gracia, que se nos da en los sacramentos. Profundizar en la fe mediante el estudio, la lectura espiritual y aprovechando la predicación de la Iglesia y las diversas reuniones y actos de piedad que tendremos en nuestras comunidades parroquiales. No dejemos caer en saco roto lo que el Señor nos da. Ese debe ser el primer paso en nuestra profundización. La oración hará el resto.

La segunda característica excepcional que tendrá esta Cuaresma debe ser nuestra oración por el Romano Pontífice Benedicto XVI que afronta sus últimos días al frente de la Santa Iglesia como sucesor del Bienaventurado Pedro. Debemos orar por él, dando gracias a Dios por el riquísimo e impresionante Magisterio que nos ha dado, por sus desvelos y trabajos por la Iglesia y la humanidad, y rezando para que el tiempo que viva como obispo emérito de Roma en retiro y oración sea fructífero para él y para toda la Iglesia, tal como ha expresado en sus deseos.

Oremos también al Señor Jesús, para que su Santo Espíritu guíe las reflexiones de los Padres Cardenales que en breve serán llamados a Roma para la elección del nuevo Papa y para que el elegido, sea quien sea, nos confirme en la fe según la disposición de nuestro Señor Jesucristo (Jn 21,15-19). Os aseguro que la oración de toda la comunidad sostiene siempre el trabajo del pastor. Hagámoslo desde este momento, y participemos en las vigilias de oración que en su momento se programen en nuestras parroquias.

Que esta Cuaresma sea verdaderamente santa en nuestras almas, para que reconciliados con el Padre y guiados por el buen Pastor alcancemos la alegría de la Pascua.

Facundo López, párroco de la Asunción de Martos y administrador parroquial de Nuestra Señora del Carmen de Monte Lope Álvarez.