Mañana, 1 de mayo, Octava de Pascua, Solemnidad de la Divina Misericordia, tendremos la alegría de ver elevado a los altares al querido papa Juan Pablo II.

Desde este humilde blog quiero hacer unpequeño homenaje a su figura, que tanto influyó en nosotros. Bendito sea Dios por el enorme regalo que hizo a su Iglesia en este papa magno durante más de veintiseis años.

En el siguiente enlace podéis leer la crónica que unos sacerdotes hicimos de su quinto y último viaje a España en mayo de 2003. Ya estaba muy enfermo, pero a todos nos sorprendió y emocionó por la fuerza y la alegría de su testimonio. Leyéndolo estos días he vuelto a recordar emocionado aquellas jornadas en Cuatro Vientos y en Colón en Madrid. Espero que os ayuden a recordar y agradecer, y sobre todo a bendecir a Dios en su nuevo beato Juan Pablo II.

Crónica del ultimo viaje de Juan Pablo II a España en 2003