Querido Amador:

Acaba de comenzar el año 2009. Mientras te escribo se oyen al fondo los petardos y el ir y venir de los chicos y chicas a no sé qué discoteca de cotillón. Estoy recibiendo mensajes y mensajes a través del móvil deseándome feliz año nuevo de mil maneras a cual más original y rebuscada. Las agradezco todas puesto que mientras se envían aunque sólo sea por un segundo uno está en la mente y en el corazón de una persona que te estima, y eso es precioso. Yo esta noche no he mandado muchos mensajes: lo hice en nochebuena, porque aquella fiesta, al menos a mí, me parece más importante y entrañable.

Un año se ha ido, otro ha entrado. Hay que ver cómo somos los humanos y cómo medimos el tiempo. Para mí este día de año nuevo es la octava de la navidad, fiesta de Santa María, Madre de Dios y de todos los cristianos y día mundial de oración por la Paz. Recuerdo que hace 2009 años (más o menos) el Hijo de Dios tuvo a bien venir a habitar entre nosotros, naciendo de una mujer, sometiéndose a todo para liberarnos a todos. Mi fiesta no es la sucesión del tiempo, sino la convicción profunda de que estamos en manos de Dios y que necesitamos este tiempo para recordar sus maravillas y hacerlas nuestras hoy. el tiempo lo medimos los cristianos en amor de Dios.

Con todo no quiero dejar pasar la oportunidad de felicitarte el año nuevo. Dicen los expertos que va a ser un año duro para la mayoría. Es posible. Pero tambien quiero pensar que estamos en un tiempo de gracia. Por eso no me quiero quedar en un vacío “feliz o próspero año nuevo”, porque quizás no sabemos medir la auténtica felicidad, y preferiría desearte que tengas la fuerza y la valentía de adentrarte en lo más profundo de ti para descubrir tu verdadera riqueza, que la tienes. Que no vivas hacia fuera, sino hacia adentro. Que tengas los pies en el suelo y el corazón en el cielo; que sin dejar de ser realista no dejes de tener esperanza…

Que el Señor te bendiga y te proteja, ilumine su rostro sobre ti y te conceda su favor. El Señor se fije en ti y te conceda la paz.

Ex corde. Facundo.

About these ads